lunes, 1 de octubre de 2012

Ourense por Barrios. Septiembre.




Estar bien para educar mejor


Transmitimos valores, cambiamos pañales, preparamos meriendas, forramos libros, perdemos el sueño, la paciencia y a veces hasta gran parte del pelo. Y todo lo hacemos por nuestros hijos.

Les queremos y deseamos lo mejor para ellos. Nos sacrificamos y ponemos su bienestar por encima del nuestro porque eso es lo adecuado.

Tantos consejos, tantos libros que enseñan como ser padres y nadie nunca nos dijo nada sobre respirar hondo y tomárnoslo con calma. Nadie se nos acercó y nos dijo: tranquilízate y disfruta de su infancia.
Parece que relajarse está mal visto y más cuando tenemos niños pequeños. Sin embargo, es imprescindible para poder educar bien. Para poder dar lo mejor tenemos que cuidarnos, permitirnos caprichos, regalarnos un baño tibio, una lectura agradable o una tarde de excursión en bici.

No me malinterpretéis, no hablo de desatender la educación de los niños, hablo de mimarnos a nosotros mismos, que los padres y madres de vez en cuando también nos merecemos una tregua.


Ourense por Barrios. Septiembre.